Cuadrado negro – Kazimir Malevich

black square malevich

Cuadrado negro fue pintado en 1915 por Kasimir Malevich, convirtiéndose probablemente en su obra más famosa. Fue expuesta por primera vez ese mismo año en La Última Exhibición Futurista 0.10. Hay cuatro variantes de la obra creadas por el pintor entre 1915 y 1930 y sin duda es una de las obras más polémicas en la historia de la pintura, tanto para críticos como para aficionados.

La obra es un óleo sobre lino que mide 79,5 cm x 79,5 cm y que representa literalmente un cuadrado negro sobre un fondo blanco. La obra, en palabras del artista, era “la cara del nuevo arte, el primer paso hacia la creación pura”. Malevich dio a este arte el nombre de suprematismo, anunciando unos años más tarde que “para los suprematistas, los fenómenos visuales del mundo objetivo son por sí mismos insignificantes y lo importante es el sentimiento”. Hasta el momento no había habido ningún intento de hacer pintura como tal, sin ningún atributo correspondiente a la vida real; la pintura era siempre la parte estética de algo pero nunca era un fin por sí misma.

Fiel a estos principios, Cuadrado negro es totalmente no figurativa. El bloque de pintura negra que domina el lienzo sirve como gran rechazo, repudiando la naturaleza en favor de la abstracción. Como tal, la pintura puede ser leída en términos de la teoría Kantiana de lo sublime. El tiempo, sin embargo, no ha sido benevolente con Cuadrado negro. En 1915, cuando la obra fue mostrada por primera vez, la superficie del cuadro era impoluta y pura; ahora la pintura negra se ha resquebrajado y se puede ver fácilmente el fondo blanco.

Cuadrado negro es considerada por muchos historiadores y críticos como una de las mayores referencias pictóricas en el arte moderno, en el arte abstracto y en la pintura occidental en general. Cuando se expuso por primera vez, el mundo occidental y Rusia en particular estaban en plena decadencia. Había estallado la Primera Guerra Mundial, después de la Revolución Rusa que iba a desencadenar en la Revolución de Octubre. Cuadrado negro llegó justo cuando los aficionados al arte, a pesar de haber visto obras cubistas y futuristas, todavía no habían visto nada como esto. La revolución artística que Malevich estaba trayendo estaba totlmente ligada a la revolución social del momento y aunque la obra nunca quiso ser la representación de algo real, sí que fue un símbolo del fin de una era.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *