El carnaval de Arlequín – Joan Miró

arlequin joan miro

El carnaval de Arlequín es una obra de Joan Miró pintada entre 1924 y 1925. Es una de las pinturas principales de la época surrealista del pintor y actualmente forma parte de la colección Allbright-Knox Art Gallery en Estados Unidos.

Los personajes centrales de la obra son por un lado un robot que toca la guitarra y por el otro un arlequín que destaca por el tamaño de sus bigotes. Además, extendiéndose por toda la pintura se pueden encontrar varios detalles basados en la imaginación como un pájaro azul escapando de un huevo, unos gatos jugando con ovillos de lana, insectos, peces, una escalera con una gran oreja colorida incrustada o una ventana a través de la cual se puede ver un paisaje. La mayoría de elementos que aparecen flotando por la habitación tienen un significado para el artista. Por ejemplo la escalera significa para él una vía de escape, el triángulo negro que se puede ver por la ventana representa la Torre Eiffel y la esfera verde que recuerda al globo terráqueo simboliza sus ganas de conquistar el mundo.

En El carnaval de Arlequín se entremezclan los elementos simbólicos con los demás objetos de la habitación consiguiendo la expresión artística típica del surrealismo. La realidad representada se debe tomar como el resultado del subconsciente y su forma peculiar de percibir y reaccionar ante los estímulos externos.

El carnaval de Arlequín está fuertemente inspirado en el surrealismo, aunque esta influencia se hace más notoria en el tema tratado en el cuadro que en la técnica utilizada para pintarlo. A pesar de parecer una creación espontánea, la obra está precedida por varios bocetos y proyecciones de la estructura global. Estos trabajos previos muestran que el azar aparente característico de la obra en realidad resulta de una composición estudiada y precisa.

El carnaval de Arlequín obtuvo un gran éxito en la exposición de pintura surrealista realizada en la Galeria Pierre de París en 1925. De hecho esta obra se considera el inicio de la plenitud surrealista de Joan Miró. Según las palabras del pintor, que pasó por momentos de gran penuria en la época, trataba de plasmar las alucinaciones que la falta de comida le producía.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *