Nighthawks – Edward Hopper

Nighthawks_by_Edward_Hopper_1942

Nighthawks es un óleo sobre lienzo del pintor americano Edward Hopper que retrata a un grupo de personas en una cafetería del centro de una ciudad de noche. Pintado en 1942, es el cuadro más famoso de Hopper y una de las obras más reconocibles del arte estadounidense.

La perspectiva del Nighthawks es uno de los aspectos más destacables de la obra. El autor decidió pintar una escena localizada en una esquina puntiaguda y no en una de las típicas intersecciones neoyorquinas que forman un ángulo recto. Esta elección le permitió mostrar a sus sujetos desde un punto de vista casi frontal a la vez que podía enseñar la escasamente iluminada calle de detrás de la escena. Hopper a menudo pintaba escenas en las cuales parte exterior de la misma se pueden ver a través de dos paneles de cristal. En Nighthawks esta parte del cuadro llena el centro de la pintura

En cuanto al color, fuera de la cafetería destacan los colores apagados como sería esperable en la noche. En el interior la vestimenta de los sujetos marca los tonos y delimita las zonas de color claramente diferenciadas. Por un lado, los dos hombres más a la izquierda con sus trajes oscuros y por el otro el camarero con su traje blanco y la mujer vestida de rojo. De hecho el vestido y pintalabios de la mujer son los únicos representantes del color rojo en toda la pintura.

Los efectos de la luz en los objetos siempre fueron de interés para el artista, incluyendo la luz solar durante el día pero también la luz artificial durante la noche. Nighthawks es probablemente el intento más ambicioso de capturar esta luz creada por el hombre durante la noche. La luz en la pintura proviene en su totalidad del interior de la cafetería y desde más de una bombilla, causando sombras diferentes y resultando en algunos puntos más claros que otros según su ángulo. La luz interior provoca que algunas superficies sean reflectantes (por ejemplo el margen derecho de la ventana del fondo que refleja una línea amarilla), siendo este reflejo imposible de ver a la luz del día.  En la calle y en las ventanas se refleja la sombra causada por el límite superior de la cafetería. Además, estas ventanas también están iluminadas parcialmente por una luz de la calle (no visible en el cuadro) que proyecta sus propias sombras.

Algunas de las inspiraciones usadas por el artista para realizer Nighthawks podrían ser Night Café de Van Gogh, ya que las luces y temas de la obra son parecidos. También es probable, como el artista ha reconocido, que se inspirara en la historia corta de Ernest Hemmingway, The Killers.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *