La Villa de París – Robert Delaunay

villa de paris robert delaunay

Pintado en 1914, La Villa de París muestra de nuevo uno de los temas favoritos de Robert Delaunay, la ciudad de la luz y además muestra claramente una evolución en su estilo que pudimos observar en Torre Eiffel con Árboles, con una transición del cubismo hacia el movimiento Orfista.

Nos encontramos ante una obra construida a partir de formas simples y donde los colores vivos son los protagonistas de esta ciudad, París, muy importante para el artista a lo largo de toda su carrera. El pintor vuelve a utilizar la Torre Eiffel como representación de la ciudad, pero en esta ocasión no es la protagonista de la composición. De hecho, hace falta fijarse bien para apreciarla puesto que, siguiendo su faceta cubista, está deconstruida y sólo podemos observar una parte, en la parte derecha de la composición.

Lo que si podemos observar en primer plano son tres mujeres, las Tres Gracias, que son para el autor una representación de todas las bondades que ofrece la ciudad. El papel de París durante la primera guerra mundial y en relación a la victoria de las fuerzas aliadas fue clave. Por lo tanto, se especula que esta obra sea una de Delaunay de brindar esta victoria a su ciudad preferida. Además de un puente en la parte izquierda y una bandera francesa.

Aunque los colores no comparten la paleta con su época totalmente orfista, se puede ver una influencia importante de artistas como Georges Seurat, que utilizaba colores complementarios y con gran contraste en sus composiciones puntillistas. Aquí, de nuevo, los colores dominan sobre las formas, ese es el lenguaje que el artista utiliza y que domina a la perfección. Para él el color era la mayor expresión de arte que podía existir y todos los humanos son capaces de apreciarlo de manera natural.

 

¡Compártelo!